En lugares donde… Alejandro Pastor Bayo, poeta

Escrito por dondeleestu | Publicado el Martes, abril 9th, 2013 | No hay comentarios

El poeta Alejandro Pastor Bayo abre la serie hurtos de José Ramón Alba con este poema que sabe a pan, a desdicha, a pérdida, a encuentro. A lectura y a vida.


búsqueda, de la serie hurtos. Bitografías de José Ramón Alba, 2013

En lugares donde nunca estuvimos

Yo era pequeño
cuando los camiones escupieron
a los hombres de uniforme.
Al principio estaba ilusionado
y sentí alegría y fiesta ante el desfile.
Jugaba con una espada de madera
cuando vi cómo mataron al maestro
y quemaron su cuerpo junto a los libros
con los que me había enseñado a leer.
Sentí miedo y corrí a enterrarme entre el sustrato.
Pasé la noche, como niño, bajo el manto de la tierra.
A la mañana siguiente, era ya para siempre
un hombre sin carne
que poseía un corazón en el que anidaban
hormigas, caracolas y gusanos.
Y ya de mayor, al abrir un libro,
mis ojos ya nunca pudieron leer palabras
sino solo cenizas

Las somnolencias vencidas, a miles.
La derrota sistemática de la oscuridad.
El sabor a pan de la lectura
que nos hace deliciosos, a su gusto.
El vértigo de luz que se abre a cada hoja;
nuestra risa brutal ante los límites;
los hurtos diarios a la monotonía.
Perdimos parte de la vida
en lugares donde nunca estuvimos.
Luchamos contra el oficio y lo mundano
con el placer indigno de la huida.
Acercarse y leer; alejarse y leer.
Convertir hombres y enigmas
en páginas descifrables de la lectura.

Recordar mi vida es hacer el ejercicio
de pensar en otra persona;
alguien que pasó tristemente su adolescencia
al dictado de una orden
y al silencio veraniego de una ciudad.
Aunque hubo momentos,
en la terraza de la vieja casa de mi abuela,
donde las sábanas tendidas se abrían como velas
ante los libros que ese joven leía;
que ese mar de tejados grises y de antenas,
del que sus ojos huían hacia el horizonte,
se tornaba en océanos, vientos y navíos
al contacto de la piel y de la página
y al susurro de la palabra
en el corazón incorruptible de la juventud.
En ese espacio de terraza
vive todavía, felizmente atrapado,
ese joven, que en otro tiempo fui yo.
Me doy cuenta de que soy lo que he leído
pero que nunca seré
aquello que me queda por leer.

Lee todos los textos en el Catálogo de ¿Dónde lees tú? +18 -55

La foto que abre esta entrada es ronda, de la serie hurtos. Bitografías de José Ramón Alba, 2013.

No hay comentarios

Deja un comentario